Es importante tener en consideración que los neumáticos son básicos en tu coche, y en cualquier momento necesitarás cambiar uno. Sin embargo, para mantener tu coche a punto, debes tener un buscador de talleres mecanicos de alta calidad como el de Autingo, porque allí encontrarás talleres de confianza en tu ciudad.

En todo caso, aunque tu coche esté en perfecto estado, un clavo en las vías te puede jugar una mala pasada. Por este motivo, el día de hoy te traigo un post con el cual podrás cambiar un neumático de forma completamente rápida y segura, para evitar cualquier tipo de problemas.

Pasos para el cambio de un neumático

Cuando vas en las vías y se te pincha un neumático, lo primero que debes hacer es mantener la calma, porque cambiar un neumático es más fácil de lo que te imaginas.

Asegura tu coche

Siempre será necesario aparcar el coche en un lugar seguro para evitar cualquier tipo de accidente. Lo mejor es que el coche esté en un lugar plano y que utilices elementos de seguridad como el triángulo o las luces de emergencia del coche.

En el caso de que sea de noche, será indispensable que utilices un chaleco reflectivo para que los otros conductores puedan verte.

Baja la rueda pinchada

Será el momento de comenzar con el proceso para bajar el neumático pinchado, y antes de comenzar se recomienda aflojar levemente las tuercas. Después será el momento de proceder a subir el coche en el gato, para que puedas evitar cualquier tipo de problema.

Retira las tuercas y baja el neumático que vas a cambiar, asegurándote de colocarlo debajo del coche para evitar accidentes en caso de que el gato llegue a fallar. Será entonces el momento de ir por el neumático de repuesto para instalarlo.

Coloca el neumático de repuesto

A continuación, debes colocar el neumático de repuesto en su lugar, y proceder a colocar las tuercas de la forma más firme que puedas. Esto te permitirá tener el neumático en su sitio para poder bajar el coche del gato y que este quede perfectamente en orden.

Sin embargo, será indispensable que cuando el coche ya esté en el suelo aprietes firmemente las tuercas para evitar accidentes en el futuro. Será entonces el momento de recoger todas las herramientas que utilizaste, para que puedas continuar con tu camino con un neumático de repuesto perfectamente instalado y que no te dará problemas.